PERIODISTA LUISANA COLOMINE DENUNCIA MORBO CON LAMENTABLE MUERTE DE LOS HERMANOS SILVIA EN VENEZUELA

01/noviembre 2020

El lunes 26 de octubre de 2020, los bomberos localizaron sin vida a Silvia y Rafael Sandoval Armas, dos hermanos de 72 y 74 años de edad, que vivían solos en un apartamento ubicado en Puente Hierro, Caracas. Sin embargo la noticia trascendió un par de días despues y se hizo «viral» este jueves 30 de octubre.
Desde hace ya bastante tiempo, tuiter sustituyó a los medios de comunicación «tradicionales», también al reportero que solía ir al sitio de los hechos para escribir una nota con todos los datos y testimonios de testigos y autoridades. Ahora te enteras de las noticias generalmente por esa «red social» donde muchos periodistas crearon sus nichos informativos, básicamente en la fuente de Sucesos, más atractiva por el tipo de contenido, lo cual garantiza atraer seguidores y la altísima posibilidad de convertirte en influencer.
Lejos estaban Silvia y Rafael de imaginar que su muerte se convertiría en «tendencia», acaparando grandes titulares, dentro y fuera de Venezuela. Pero en todos solo se reproducían tres «trinos» que reducían a escasos 600 caracateres la tragedia de sus últimos días…Algunos se tomaron el trabajo de consultar la página web del Seguro Social para indagar un poco más sobre los hermanos, y hasta hablaron con una vecina. Pero la frase más explotada fue: «Los fallecidos presentaban desnutrición protéico calórica», decía la periodista que dio el «tubazo», sin tener aún los resultados de una autopsia. Como no había más información, reproducían «estudios» sobre la situación de los adultos mayores en el país.
Y allí comenzaron los insultos. Invariablemente culpaban al presidente Nicolás Maduro a quien con mucho odio y escrito en mayúsculas decían ASESINO. También hablaron del MALDITO CHAVISMO , del COMUNISMO… Miles de mensajes hicieron juicio y encontraron culpables…Algunos acompañados por supuestas fotos de uno de los hermanos Sandoval, que lesionan la dignidad humana pero te hacen ganar seguidores y «RT»…
En las publicaciones científicas, hablan de desnutrición «calórico-protéica», o de «malnutrición» «que puede ser súbita y completa o gradual».
Cuestionable es el silencio oficial y mientras esto escribimos, quizás ya Fiscalía haya abierto alguna investigación para determinar exactamente qué ocurrió. De todos modos ya las redes sociales tienen un veredicto: murieron de hambre por culpa de Maduro.
Los hermanos residían allí desde hacía más de cuatro décadas; no recibían visitas, ni se les conocía familia. Además eran reservados. Les llegaba el Clap a la puerta de su casa pero no permitían el acceso a nadie ni tampoco esa estructura creada por el gobierno, precisamente para llevar un control social, indagó lo suficiente sobre la situación de ese núcleo familiar. Hay allí una falla. Chávez, pensando en esa edad de oro de la vida, creó la Misión en Amor Mayor. Pero gracias al bloqueo y al mal manejo de los recursos en la administración pública ( perdonen el eufemismo), esa edad ya no es de oro sino de hojalata…
Aquí entra en juego lo aparencial, como decía Marx y hablan los vecinos: «a ella se le vio apagada días antes y ademas siempre salía con la misma ropa, y él ya no vestía tan bién como antes». Pese a eso nadie hizo nada.
Ambos eran pensionados del IVSS, se supone que sus ingresos serían de 800 mil bolívares mensuales.
También en apariencia, la familia vive en el oriente del país y aún nadie ha ido a la morgue a reconocer los cuerpos. Lo aparencial hay que investigarlo pues de lo contrario nunca sabremos la verdad.
Todos tenemos culpa
Estudios de psicología social recientes exponen que en los últimos años hay una tendencia a individualizar las crisis, todo dentro de un marco de miedo.
Pensamos exclusivamente en nuestro propio interés «en salvar lo que podamos, en salvarnos en un mundo en guerra, en lucha permanente en el que solo sobreviven los más fuertes y en el que la competencia es constante y feroz», algo que viene reflejado en textos como Rosa (2008), Kleim (2007), Bauman (2007), Galeano (1993) y Fouce et all (2015) citados en un trabajo de Jose Guillermo Fouce Fernández, Psicología en Tiempos de Crisis, de la Universidad Complutense de Madrid, España
La pandemia de Covid-19 ha remarcado las barreras, es diferenciar entre los míos y los otros, romper el colectivismo y lo comunitario para sembrar el individualismo y entonces lo que domina es «salvarse» y por eso rechazamos a los que están cerca de los enfermos, a los médicos o enfermeras que viven en nuestro entorno porque nos pueden contagiar…El responsable de lo que nos ocurre es uno mismo, es mejor no enfermarse. Entonces ignoramos miramos nuestro entorno para preservar lo poco que nos queda. Allí es donde la sociedad falla: la familia, los vecinos, el Estado. No es echarle la culpa a Maduro, es pensar también, ¿qué hice yo para evitarlo? Esperamos que la beneficencia pública y el asistencialismo que nos viene de los mejores años de la Cepal, nos salve la existencia…?
Los ancianos son seres desechables
Muchos ancianos han fallecido este año a consecuencia de la pandemia del Covid-19 que entre otras cosas destapó dolorosamente el abandono en que la mayoría de los gobiernos tienen especialmente a ese sector de la población como seres humanos de segunda, desechables, que ya vivieron y deben cederle su puesto en el mundo a los más jóvenes…Las instituciones que los albergan son depósitos humanos y las familias pagan para que otros asuman la responsabilidad.
Estos titulares estremecieron al mundo: «Murieron en silencio y solos»: la indignación de los familiares de los fallecidos en residencias para ancianos. Se calcula que 16 mil murieron en casas de cuidado en España. Nota de la BBC firmada por Hugo Bachega.
En Junio, cerca de 26.000 residentes de hogares para ancianos en Estados Unidos han muerto por coronavirus, una cifra que probablemente seguirá aumentando. La información fue obtenida por la AP a partir de un memorándum preparado para los gobernadores estadounidenses por parte del Centro de Servicios Medicare y Medicaid y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades. Las cifras son solo parciales. El documento establece que los números se basan en reportes recibidos de un 80% de los hogares de ancianos de Estados Unidos.
Otro titular: «Diez ancianos mueren» y 64 se contagian de coronavirus en asilo en Bolivia La situación es «trágica» en el Hogar San José, situado en pleno centro de Cochabamba, declaró la directora de Género y Generacional del municipio, Andrea García. Resaltó además que los afectados están virtualmente abandonados por sus parientes.
No vi a los opositores de Venezuela gritar: «Trump Asesino» o «Añez Asesina» o «Pedro Sánchez Asesino»…Hasta en eso son «selectivos» y escogen a sus asesinos y la verdad es que esos ancianos fallecidos tampoco les importan…

En medio de aquellas guarimbas de 2017 Lilian Tintori dijo que cualquier muerte era necesaria. Hoy estos dos hermanos, que tampoco eran «ancianos» (en Venezuela una persona de 30 años ya es considerada «vieja») ofrendan su vida, sin proponérselo, a una causa por demás dantesca y criminal, mientras su más icónico responsable vive en un barrio exquisito de España a costa de recursos del Estado y ante la más ofensiva impunidad.
Entonces el drama de los Sandoval Armas fue ocasionado por una sociedad de cómplices que ahora oculta sus culpas en un teclado. No hay defensa posible para este hecho tan lamentable…
Mañana otra noticia nos hará olvidar, en este mundo donde la información es puro entretenimiento…
Nunca nos alcanzará la vida para aceptar la muerte…Solo queda desearles buen camino a Silvia y a Daniel, hermanos unidos hasta el final de sus vidas, apenas con diferencia de horas…
Profesora de géneros periodísticos y periodismo de investigación en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Comunista.