DURA DERROTA ELECTORAL PARA BORIS JOHNSON Y LOS CONSERVADORES BRITÁNICOS

11/mayo 2022

Las elecciones municipales parciales en Reino Unido en las que el primer ministro conservador, Boris Johnson, ponía a prueba su popularidad tras haber sido multado por participar en fiestas ilegales en Downing Street durante la pandemia.

En Inglaterra se eligieron 4.360 concejales en 146 municipios (de un total de 333) disputados por última vez en 2018, muchos de ellos dentro de Londres, donde sin embargo no se renueva el alcalde, el laborista Sadiq Khan, quien fue reelegido el año pasado y ahora declaró que su partido “hizo historia” con esta victoria.

Los conservadores también fueron derrotados en algunos distritos por los liberales-demócratas, como por ejemplo en Portsmouth, condado de Hampshire.

Las elecciones municipales en Reino unido concluyeron con un fuerte golpe al Partido Conservador. Los laboristas hicieron una elección histórica y recuperaron municipios clave. En otro hecho sin precedentes, el Sinn Féin se impuso en Irlanda del Norte.

En Escocia, ganó ampliamente el Partido Nacional Escocés mientras que el laborismo quedó como segunda fuerza (tendrá 19 concejales más) superando a los “tories” (conservadores, que pierden 62 concejales). En Gales, donde el recuento iba más lento, los conservadores también sufrieron derrotas importantes a manos de los nacionalistas de Plaid Cymru, mientras que los laboristas consiguieron buenos resultados.

Esta fue la primera elección en Reino Unido desde que a finales de 2021 estalló el escándalo de los festejos que violaron la normativa anticovid en las oficinas de Johnson, una infracción de la que ahora también se acusa al líder laborista de derecha Keir Starmer que tomó el liderazgo del partido en abril de 2020 en sustitución de Jeremy Corbyn.

La gran caída del caudal de votos al partido de Johnson, también se explica por la pérdida de poder adquisitivo de la población debido a una creciente inflación, sobre todo en los precios de la energía y los alimentos.

Uno de los distritos clave que pierden los conservadores a manos de los laboristas es el de Westminster, en el centro de Londres, en poder de los “tories” desde su creación en 1964. Otros son los de Wandsworth, al sur de la capital, que controlaban desde 1978 y Barnet situado al norte.

En Irlanda del Norte, donde por primera vez desde su fundación como estado de mayoría protestante en 1921, se impuso el Sinn Féin, antiguo brazo político del ya inactivo Ejército Republicano Irlandés, IRA;  partidario de la reunificación de la isla de Irlanda. Así, será el primer partido del Parlamento regional tras asegurarse 27 de los 88 escaños en disputa y podrá reclamar el puesto de primer ministro local.