EL PROFESOR CARLOS LANZ FUE ASESINADO POR SICARIOS CONTRATADOS POR SU ESPOSA MAYI CUMARE

06/julio 2022

Las autoridades aprehendieron a 13 personas por el caso de la desaparición y homicidio del activista y profesor universitario, Carlos Lanz entre ellas su esposa, Mayi Cumare, mientras las investigaciones continúan porque no se descartan otras detenciones.

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, quien dirigió las averiguaciones conjuntamente con una docena de fiscales desplegados en varios estados del interior, calificó el hecho como «un cóctel de móviles».

Como hemos explicado en nuestras alocuciones anteriores, su esposa informó que ese día salió de su vivienda a las 08:30 a. m. y dejó al profesor durmiendo. A las 11:30 a. m. aproximadamente, la hija de Carlos Lanz, salió de su habitación y se percató de que su padre no estaba. A partir de ese momento no se supo más de él», recordó Saab.

Maxiorisol Cumare, Mayi, mantenía 2 parejas extramatrimoniales, aparte de Carlos Lanz: Oliver Medina y Glenn Castellanos; razón por lo que se realizó un exhaustivo análisis telefónico.

Se logró ubicar y entrevistar a Oliver Medina, quien afirma que para el momento de los hechos mantenía una relación sentimental con Maxiorisol Cumare. Medina me revela incluso a mí que pertenecía a su equipo de trabajo, por lo que recibía beneficios económicos, expresó el Fiscal Saab.

Tras estas revelaciones se ubicó a Glenn Castellanos, también pareja extramarital de Maxiorisol Cumare, quien tras ser interrogado aporta la información que dio el giro definitivo a la investigación: admitió haber participado del asesinado de Carlos Lanz, por mandato de Maxiorisol, Mayi, Cumare y afirmó que tres meses antes, Cumare le encomendó desaparecer a Carlos Lanz y le pagó 8 mil dólares para neutralizarlo.

Según Glen Castellanos le pidieron a Carlos Lanz, cuando lo tenían amarrado, que se arrodillara, a lo que el Maestro les replicó: “No, yo no me voy a arrodillar… si me van a matar, yo voy a morir de pie….”

La orden de Mayi Cumare, a los autores materiales fue que el cadáver de Carlos Lanz nunca debía encontrarse. Esto implica que no lo encuentren enterrado ni en la quebrada de un río o dentro de una finca o cementerio.

En la finca La Fortaleza, en el estado Cojedes, gracias a un equipo canino experto en rastreo, se detectó un rastro de sangre en una fosa y una prenda de vestir que fue reportada como la que utilizaba Lanz, al momento de su desaparición.

La versión del testigo es que Lanz recibió dos disparos en la cabeza, luego deciden no dejarlo en la fosa, sino ubicar al cadáver en una cama de plástico y lo llevan hasta una cochinera; donde fue desmembrado y arrojado a nueve cerdos que se comieron los restos del Maestro Carlos Lanz.

Tito Viloria lo invita a una reunión política en Mariara y Carlos Lanz acepta y se va con su asesino. La desaparición fue voluntaria, no había elementos que demostrasen que había habido un hecho violento en su vivienda, rotura de puertas, entrada de personas con armas, agresiones físicas de miembros a la familia; decíamos que eso no había ocurrido. Él salió normalmente, cerró la puerta, detalló el Fisccal en declaraciones ofrecidas a través de las telvisoras y radios de Venezuela.