LA GIRA POR LA PAZ DEL ALTO ENVIADO CHINO A UCRANIA, RUSIA Y EUROPA

15/mayo 2023

El presidente chino, Xi Jinping, mantuvo una conversación telefónica con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, a finales de abril, tras la cual Pekín anunció que enviará a Li Hui, representante especial para Asuntos Euroasiáticos, a Ucrania y otros países europeos para celebrar consultas sobre una solución política de la crisis ucraniana.

El viaje de diplomacia itinerante le llevará a Li Hui, quien se desempeñó como embajador de China en Rusia entre 2009 y 2019, a cinco países: Ucrania, Rusia, Polonia, Alemania y Francia.

La visita de representantes chinos a los países pertinentes es otra demostración del compromiso de China con la promoción de la paz y las negociaciones, declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores, Wang Wenbin, el 12 de mayo.

El departamento se abstuvo de facilitar un programa detallado de la visita, pero subrayó que el conflicto en torno a Ucrania se prolongó, aún se está intensificando y el efecto de contagio continúa.

China está dispuesta a seguir desempeñando un papel constructivo en la construcción de un mayor consenso internacional sobre el alto el fuego, el inicio de negociaciones de paz y la prevención de la escalada de la situación para promover una solución política de la crisis ucraniana, destacó.

Según los medios, Li hará su primera escala en Ucrania. Será el funcionario chino de más alto rango que se reúna con las autoridades de Kiev desde el inicio de la operación militar especial rusa.

El funcionario, que se incorporó al Departamento de Asuntos Soviéticos y de Europa Oriental del Ministerio de Asuntos Exteriores chino en 1975, también tiene lazos con Rusia, ya que pasó 10 años allí entre 2009 y 2019 como embajador, y habla ruso con fluidez. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, le entregó la Orden de la Amistad en Rusia en 2019. El embajador ocupó anteriormente el cargo de responsable de Asuntos de Europa Oriental y Asia Central en el Ministerio de Exteriores chino.

La propuesta de 12 puntos de Pekín para una solución diplomática de la crisis ucraniana está en el foco del mensaje de Li durante su gira. China toma en serio la posibilidad de convertirse en un actor diplomático de primer orden y ya pidió que se reanudasen las negociaciones de paz entre Kiev y Moscú; que se mantuvieran seguras las centrales nucleares y se redujeran los riesgos estratégicos; que se pusiera fin a las sanciones unilaterales y se abandonara la mentalidad de la Guerra Fría; y que se promoviera la reconstrucción de Ucrania tras el conflicto.

En marzo, China orquestó una reconciliación histórica entre Irán y Arabia Saudita. Los dos rivales firmaron un acuerdo para restablecer relaciones diplomáticas plenas, confirmando el estatus de China como mediador influyente. Occidente siempre iba a mostrarse escéptico ante cualquier plan propuesto por China sobre una solución para Ucrania. Pero Vladímir Putin afirmó que el plan podría servir de base para poner fin al conflicto ucraniano si Occidente estaba dispuesto a aceptarlo.

El anuncio de que Li recorrerá Europa para entablar una comunicación en profundidad con todas las partes sobre el arreglo político de la crisis ucraniana se hizo después de que Xi Jinping mantuviera una conversación telefónica con Volodímir Zelenski en abril. En aquel momento, Moscú tomó nota de la disposición de Pekín a establecer un proceso de negociación, pero subrayó que Kiev sigue rechazando cualquier iniciativa sensata encaminada a un arreglo político y diplomático de la crisis ucraniana, y un eventual acuerdo de negociaciones dictando ultimátums con exigencias deliberadamente poco realistas.

Las autoridades ucranianas y sus curadores occidentales ya demostraron su capacidad para dar al traste con las iniciativas pacíficas. Por lo tanto, es poco probable que los títeres controlados por Washington reciban adecuadamente cualquier llamamiento a la paz, declaró la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.