SE INICIA UNA GUERRA FRÍA ENTRE CHINA Y ESTADOS UNIDOS

04/agosto 2022

China no logró impedir la llegada de la alta legisladora estadounidense Nancy Pelosi a Taiwán: su avión aterrizó allí este martes pese a las advertencias de contramedidas decididas. Pero ahora que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos abandonó ese territorio autogobernado, las relaciones entre Washington y Pekín no volverán a ser como antes, advierten varios expertos.

El mismo día en que arribó a la isla la tercera persona más prominente en la jerarquía política estadounidense, China inició ejercicios militares con fuego real en el estrecho de Taiwán, y advirtió acerca de una serie adicional de prácticas de esa índole a partir del 4 de agosto en varias zonas en torno a la isla. Asimismo, impuso sanciones económicas que afectan las importaciones de productos alimenticios taiwaneses.

La llegada de Pelosi al aeropuerto de Taipéi provocó una intensa movilización de equipos bélicos en la zona cercana a la isla, tanto por parte de China como de Taiwán y Estados Unidos, intensificando los temores de un posible conflicto militar.

El comentarista político Borís Mezhúyev, Director adjunto de la revista electrónica Russian Journal, www.russ.ru. afirmó al periódico Vzgliad que si los chinos hubieran conseguido de algún modo mantener el avión de Pelosi lejos de la isla, Estados Unidos hubiera sufrido una pérdida de reputación: Habría quedado claro que Washington había sucumbido al chantaje de Pekín. Pero Pelosi aterrizó sin problemas, y esto es una bofetada para China. El presidente Xi Jinping no pondrá la otra mejilla, considera el experto.

Tal vez Xi Jinping pronuncie pronto algún tipo de discurso, anunciando un curso de dura confrontación con Washington sobre el asunto taiwanés. Nadie convencerá ahora a China de que Estados Unidos esté dispuesto a dialogar con ella. Y nadie convencerá a China de que actúe contra Rusia, dijo Mezhúyev.

El experto asegura que a partir de ahora se inicia una guerra fría entre China y Estados Unidos, que pondrá a otros países, que en general no querrían elegir entre ambos, ante una elección.